TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE GUSTO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALOS A LAS REDES SOCIALES : TWITTER, FACEBOOK

lunes, 26 de octubre de 2009

Acciones ¿Qué esperar para el resto del año? ¿En dónde invertir?

Acciones ¿Qué esperar para el resto del año? ¿En dónde invertir?

Por ALFREDO PUERTA
25 de octubre del 2009

Luego de la mayor recesión sufrida en los mercados desde la Segunda Guerra Mundial, el mercado accionario sorprende con un alza de precios inesperada, respaldada por un fuerte optimismo de los inversionistas e investigadores del mercado, ante las señales de recuperación económica que, en general, han empezado a experimentar todos los países. El alza de casi cinco meses presentada por los principales mercados tomó sus bases no sólo en la economía, sino también en la recuperación de los resultados corporativos del segundo trimestre del año que en promedio estuvieron 10% por encima de lo esperado por los inversionistas, a pesar de haber estado en decrecimiento desde hace 8 trimestres consecutivos. Lo que estos resultados demuestran, en opinión de muchos analistas, es la capacidad que han tenido las empresas de manejarse ante la crisis con la aplicación de medidas drásticas que las llevaron a reducir al número de empleados, operaciones, planes de inversión y, en algunos casos, a cerrar algunas divisiones y sucursales. Más aún, algunos consideran que estos resultados eran imperativos; en especial en el sector financiero, ya que luego de haber recibido cerca de 700 millardos de dólares lo menos que se podía esperar era que sus resultados fueran al menos positivos puesto que el camino a la recuperación dependía mucho de ello. Otros sectores de la economía, por su parte, optaron por ser más agresivos en sus políticas de ventas y de costos tratando de mantener el mercado activo pese a la recesión. Tal fue el caso de empresas como Sprint y Verizon, cuyos esfuerzos por mantener a los clientes no trajo los frutos esperados. Estos resultados no solamente han podido ser observados en los países de mayor desarrollo, los países emergentes sino que también, en especial, América Latina; todos han aprovechado estas nuevas expectativas positivas de las economías para replicar la tendencia alcista en sus mercados accionarios. En este sentido, analistas de Citigroup, elevaron su proyección de niveles objetivos para lo que resta de año, de los principales índices bursátiles de América Latina. Sus proyecciones indican que el índice de acciones Bovespa, de la Bolsa de Valores de Sao Paulo debería finalizar el año en 65.000 puntos, desde los 60.000 que se esperaban anteriormente. Por su parte, el MXX de México, pueda llegar a un nivel de 29.000 puntos a fin de año, desde los 25.500 previos; adicionalmente, los analistas de este banco de inversión esperan que otras agencias calificadoras de riesgo disminuyan la calificación crediticia de este país antes de finales de año. El índice IPSA de Chile, se estima que arribe a los 3.600 puntos, frente a los 3.400 que se preveían anteriormente. Asimismo, mantuvo su recomendación "por debajo del promedio de mercado" para Chile. De igual forma Citigroup aumentó su objetivo para el índice de la bolsa colombiana a 11.600 puntos, desde los 10.500 previos, al mismo tiempo que conservaba su recomendación "neutral" para Colombia. Evolución de los mercados Es obvio que los mercados más afectados hayan sido aquellos donde se originó la crisis; es por ello que en los gráficos siguientes se observa como en Estados Unidos, Europa y Japón, los mercados de valores registraron pérdidas de al menos 30% en el último trimestre de 2009.

Quizás lo más interesante es la recuperación que desde finales de marzo de 2009 estos mismos mercados comenzaron a registrar, donde ya para el mes de mayo se había recuperado lo perdido en el primer trimestre del año; es este hecho el que ha motivado la gran expectativa en torno a que se mantenga una tendencia alcista. El mercado todavía tendría que crecer cerca de un 30% para ubicarse en los niveles que tenía a principios del año 2008 y es aquí donde muchos analistas ponen en duda la capacidad de recuperación de la economía para permitir que esta recuperación se dé en un tiempo corto. A m é r i c a Latina es otra historia; si bien los mercados respondieron a la tendencia mundial registrando una caída en el último trimestre del año, la recuperación durante el 2009 fue mucho más rápida, ubicándose a la fecha a casi 10% por debajo del nivel experimentado a principios del 2008. Obviamente una condición mucho más ventajosa que la presentada por los mercados más desarrollados. Esta situación la comparten muchos analistas, entre ellos Moody's, que indicó en un informe que la resistencia de América Latina a la crisis global ha resultado en un impulso alcista sobre las calificaciones de algunos países de la región, principalmente por una mayor credibilidad de políticas económicas, la presencia de tipos de cambio flexibles y sistemas bancarios robustos que le permiten a la región absorber los choques externos, abriendo con ello la posibilidad de mejoras en las calificaciones soberanas en algunos países. Adicionalmente, Morgan Stanley considera que América Latina se liberará de la recesión este año debido a las perspectivas de recuperación de Brasil, que ha disminuido sus tasas de interés con el propósito de incentivar el consumo y se ha visto favorecido con el incremento de los precios de las materias primas ante una mejor perspectiva global. La tendencia económica Aquí se encuentra la mayor preocupación de todos los inversionistas, ya que la posibilidad de recuperación del mercado financiero depende de la capacidad de las economías de enfrentar sus problemas reales de consumo, empleo, producción, etc. Es por esto que al mirar la recuperación experimentada hasta ahora surge de inmediato la pregunta de si es posible que esta recuperación tenga los fundamentos suficientes para permanecer en el tiempo. La respuesta puede no ser tan obvia, ya que depende de muchos de factores externos y de las capacidades propias de los sectores productivos del país. En el caso de las economías más desarrolladas, la caída en los indicadores económicos ha sido más que proporcional, dada la necesidad de frenar el ritmo de producción que se mantenía en el pasado lo que elevó el desempleo,- entre otros indicadores-, a cifras récord, como el 9,5% presentado por la economía estadounidense o el 9,4% presentado por la zona euro, que representan las cifras más altas de este indicador en los últimos 10 años. Otro indicador que ha sufrido fuertemente corresponde al consumo, que en el caso norteamericano ha caído cerca de 2% con respecto al año anterior y en Europa ha declinado en 2,22% por lo que los bancos centrales de estos países han tenido que recurrir a planes de estímulo que incluyen la disminución de tasa de interés y la inyección de recursos con el propósito de incentivar el mercado de préstamos y el consumo. Esta situación ha traído la desventaja para los inversionistas que las remuneraciones de sus capitales se han visto disminuidas, por lo que muchos han optado por buscar otros mercados que les permitan recuperarse más rápidamente de las pérdidas registradas en los trimestres anteriores y maximizar sus utilidades. Esta situación ha favorecido particularmente a la región latinoamericana, especialmente a Brasil cuyo mercado se ha visto fuertemente favorecido no sólo desde el punto de vista de la inversión de corto plazo sino también por la inversión de capitales en industria, infraestructura, etc. Todo pareciera indicar que las economías latinoamericanas, desde el punto de vista de capacidad de crecimiento y de influjo de capitales, pueden tener perspectivas muy positivas de recuperación en el corto plazo, lo que definitivamente está dentro del interés de los inversionistas. No obstante, en el caso de las economías más desarrolladas, la recuperación parece ser más lenta de esperado primeramente por la cantidad de recursos implementados para mantener lo más a flote posible los mercados que en caso estadounidense impulsó el endeudamiento interno de unos 7 puntos del PIB a unos 12 aproximadamente con un déficit fiscal que alcanza cifras históricas para finalizar en 1,85 billones (trillones norteamericanos), de dólares lo que equivale a casi 14% del Producto Interno del país. Las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, indicando que la economía global estaba comenzando a emerger en virtud del agresivo plan de intervención adoptado por los bancos centrales, pese a que todavía hay varios retos críticos que se tienen que afrontar, si bien imprimieron una mayor confianza a los inversionistas, también dejaron en claro que la recuperación económica se tardará un tiempo más a lo que inicialmente se planteaba. ¿Qué esperar y a dónde invertir? La expectativa en general de los mercados de acciones es que continúen presentando una tendencia positiva; siempre y cuando la economía presente resultados económicos lo suficientemente estables como para darle soporte a una eventual recuperación. En la medida que estos factores sean más positivos mayor será el impacto sobre los mercados de acciones, tanto en los países desarrollados como en América Latina. De hecho, varios analistas han apuntado que si bien la información acerca de la recuperación de los mercados Latinoamericanos se ha presentado mixta, su recuperación ha sido muy alentadora y positiva, pero que esta mejoría depende mucho de los resultados de las economías desarrolladas. En este sentido, las acciones pudieran corregir considerablemente si los indicadores económicos como el del desempleo, el gasto personal y el Producto Interno Bruto, no presentan una mejoría ya que esto pudiera ser indicativo que la recuperación ha sido gracias a los incentivos y ayudas por parte de los gobiernos centrales y no por que la economía sea más eficiente en el manejo de sus recursos. Lo anterior, no quiere decir que los mercados van a sucumbir y que se presentará una nueva crisis, simplemente que las decisiones de inversión deben ser consideradas con un horizonte de tiempo más largo y posiblemente con un nivel mayor de riesgo al inicialmente considerado. Adicionalemnte, habría que pensar en diversificar los portafolios de inversión un poco más hacia distintos mercados con el fin de mejorar la rentabilidad. Me rcado nortea mericano Los sectores que mejor desempeño han tenido en el mercado norteamericano durante el año se muestran en la tabla contigua y como se observa en su mayoría están enfocados en a los sectores de manufactura y de producción, lo que se explica por el incremento en precios que han tenido las materias primas y el impulso que el sector industrial ha presentado en el país. Prueba de lo anterior es el desempeño que ha tenido el Índice Industrial Dow Jones, cuya expectativa es que pueda alcanzar un nivel de 9,900 puntos hacia finales de año, según se desprende en el análisis Fibonacci que se muestra en el gráfico siguiente. Este análisis lo que busca es identificar cuáles son los valores más probables en que una variable pueda ubicarse en función de una distribución de valores establecida por el mencionado análisis. Esta situación deja bastante claro que el sector de manufactura es una apuesta muy positiva para el mercado en el mediano plazo. Por el contrario, el sector de tecnología y en especial el de telecomunicaciones, no ha logrado generar el impacto esperado dado el recorte en el ingreso personal que ha llevado a los consumidores a recortar servicios y a buscar opciones de precio mucho menor. No obstante, el sector de comercio continúa siendo interesante ya que acciones como la de Wal-Mart, Home Depot, Whole Foods y otras han podido sobrellevar la disminución del consumo ofreciendo alternativas de precio para los consumidores quienes se han recibido con muy buena venia esta variedad de opciones. Me rcado europeo Como se aprecia en la gráfica abajo, que muestra las empresas del mercado alemán que es considerada la economía de referencia de la zona euro, los sectores más beneficiados en el mercado europeo han sido los sectores automotriz, petroquímico, farmacéutico e industrial, impulsados nuevamente por la capacidad de estas empresas de reducir sus costos operativos y aprovechar las desventajas de otros mercados, tal y como ocurrió con el sector automotriz, donde la quiebra de las principales empresas en Estados Unidos, le abrió las puertas a vehículos de bajo consumo y costo. Adicionalmente, el sector financiero se ha visto muy favorecido en especial en lo que corresponde a operaciones internacionales y de manejo de activos de largo plazo, donde las medidas aplicadas por Banco Central Europeo han rendido su fruto en términos de impulso al sistema financiero de la región. De la misma forma que se realizó para el mercado norteamericano un análisis del mercado indica que es muy posible un incremento en el nivel de los índices bursátiles en este caso el índice alemán DAX, puede alcanzar un nivel cercano a los 5.800 puntos en el mediano plazo, lo que reflejaría un 61,11% de recuperación desde finales del primer trimestre de 2009. Me rcado latinoamericano Las empresas latinoamericanas de mayor desempeño son aquellas que están primordialmente reaccionadas con las materias primas, en especial en los sectores de minería, energía y transformación. La siguiente tabla, muestra el desempeño de los sectores más importantes del mercado brasileño, que sin lugar a dudas es actualmente una referencia en la región, no sólo por su profundidad, sino por la aplicación de políticas económicas que han resultado cónsonas con la realidad económica.

Como mencionamos anteriormente, Brasil es visto por muchos analistas como el ejemplo a seguir por el resto de los países, donde muy de cerca le siguen Chile y México, con alguna mención especial para Colombia y Perú. Todos estos mercados tienen en común que son productores y/o transformadores de materias primas y el aumento de la expectativa en torno a la demanda de éstas es la razón por la cual se estima que la región tiene posibilidad de recuperarse mucho más que los países de mayor desarrollo. Quizás por este motivo los mercados latinoamericanos son mucho más interesantes para los accionistas que están dispuestos a tomar un poco más de riesgo en sus portafolios, pero realmente no tanto, si observamos los datos del Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI por sus cifras en inglés), que mide el diferencial de riesgo (tasa de interés adicional), que tiene que recibir un inversionista por colocar su dinero en estos mercados en vez de otros más estables y seguros. Según la tabla anterior, los países que hemos mencionado han visto disminuido su riesgo en los últimos tres meses en más de 20% y en el caso de Chile este indicador ha decrecido 10,% en el último año, lo que es un indicativo claro de la solidez que estas economías presentan y que como comentamos anteriormente representan una opción de mucho interés para los inversionistas. El mercado costarricense El mercado de acciones, o de renta variable como también se le conoce, no presenta oportunidades para los inversionistas ya que no tienen ni la amplitud (cantidad de títulos), ni profundidad (liquidez del mercado), para hacerlo interesante. Esta falta de desarrollo del mercado representa una pérdida para el país ya que muchos de los recursos excedentarios deben migrar a otras latitudes lo que no genera ventajas competitivas para el mercado. Entre los beneficios que tiene la apertura de un mercado accionario está la protección del empresariado, la obtención de recursos para la expansión y la capacidad de financiar proyectos de inversión de pequeñas empresas, situación muy útil sobre todo si consideramos que buena parte de las posibilidades de desarrollo del país depende de la creación de empresas capaces de prestar servicios en mercados internacionales y que muchas veces no cuentan con los recursos necesarios para constituirse. En definitiva toda una oportunidad para el largo plazo.

Fuente
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
Diplomado en Gestión del Conocimiento de la ONU
www.consultajuridica.blogspot.com
Dirección: Renato Sánchez 3586 Of 10
Fono Cel. 93934521
SANTIAGO CHILE
 
SOLICITE NUESTROS CURSOS, CHARLAS Y ASESORIA EN RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL-LOBBY – LIDERAZGO-CALENTAMIENTO GLOBAL-ENERGIAS RENOVABLES ( PARA OTEC, ORGANIZACIONES )

No hay comentarios.: